11 junio 2008

Inflamados.


Habitábamos el No Lugar y yo era feliz.

3 comentarios:

Hernán Díaz de Leyre dijo...

Los no-lugares suelen desasosegar, pero este es sin duda acogedor.

Un saludo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.