16 agosto 2019

No volveré a sacar este tema.



Imagen: Gala Pont


creo que no quiere hablar conmigo del tema
lo único que sé es que ocurrió en un vuelo de vueling
rumbo a almería el crío se estaba portando mal
y ella se lo llevó al servicio de la parte trasera del avión
diciéndole probablemente “eso no se hace uli eso no”
o “deja de dar patadas al asiento de la señora” o
“no tires más papelitos y abróchate el cinturón”
ochenta y seis centímetros de ancho es la medida
que unos ingenieros convinieron para
los cuartos de baño del transporte aéreo ochenta y
seis centímetros de ancho que ahora recogen la escena
de una mujer sosteniendo un coágulo de sangre descomunal
entre sus manos “¿mami tiene pupa?” dijo el crío
al ver aquel tejido negro que empapaba los dedos de ella
“ocurrió así, ya está” narra después desde la cinta de recogida
de equipajes “me tomaré un ibuprofeno y compraré
compresas han venido a recogernos paco y kika”
ochenta y seis centímetros de ancho un ataúd aéreo
para algo que ignorábamos hasta su mismo luto
si la herida cura rápido es porque no es nueva

(Poema publicado en Diario16)